:: lo impensable ::

slide chernobyl

Tobogán Elefante. Chernóbil

:: lo impensable ::

Los biólogos no se lo explican.
El universo, al que ni le va ni le viene, no se lo explica.

En Chernóbil florece la vida.

| A las 1:23 h. de la madrugada del 26 de abril de 1986, se produjo una grave disfunción en el reactor 4 de la Central Eléctrica Nuclear de Chernóbil |

Mientras nos despistan con la cara hecha un mapa
de las dos Europas
nace una camada de lobos en Chernóbil.
Lobos nuevos
recién hechos
Aún con la placenta roja del
Bosque Rojo de lo que no se explica.

Juguetes sin brazos ni piernas nos observan
con su único ojo.
A la famosa noria se suben las arañas
y tejen telas, bueh, en fin, un poco objeto imposible
de Carelman
con un aire en plan Escher
Capaces aún así de atrapar insectos, mariquitas con los puntos
casi puntoycomas, comoquiendice. La radiación,
que tiene su humor.

Un alce-no- me-lo- creo
y un oso-estarás-de-broma
y una zorra- la-que-faltaba
charlan de sus movidas radiactivas
como en un cuento ruso, igual,
ilustrado por un Bilibin pasado de vueltas

Amanitas muscarias llenas de vida al rojo
junto al triángulo amarillo que expulsa la vida de allí
[Sólo expulsa cierta vida
la vida
criada
entre signos
paréntesis como este
cosas así].

| Zona de exclusión de 30 kms. en la que se prohibió la entrada a toda vida humana |

Escribo esto sintiendo mis óvulos
chernóbiles perdidos
y los de todas las que me rodean
en la Unidad de Reproducción Humana
del Hospital Materno Infantil

Hay arte en la era de la reproducción técnica humana
En Chernóbil, la reprodución de lo vivo
es también una forma de arte
que nadie se explica

Aura que sólo mide el contador Geiger
Generaciones a medias, pero adelante

| Los árboles enfermos y muertos de Chernóbil aumentaron la biodiversidad |

La cámara de niebla del deseo
de
dar

Y aquí dar, nos damos:
nos damos a pensar lo impensable
El gran positrón de lo imposible
A ver hasta dónde nos aúllan los lobos
Ovulándonos
Ovululándonos como lechuzas unas a otras
Quarks de un núcleo verde que si no lo veo no lo creo
Oogonias de brezo y rosas en cada matriz sin luz

Somos lesbianas, mujeres solas, parejas que no se sabe qué.
Los chicos de la pareja nos observan a las otras con su único ojo. En la Unidad
no hay sillas para todos. Está que revienta. Días de pie.
[la Europa de segunda].
La enfermera se disculpa.
Pide que le sostengamos por un momento
la sonrisa.

A nosotras nos sostiene lo invisible.

Avellanas ya sin mandíbulas.

Sin piernas y aún de pie.

Embarazándonos de lo impensable
El abedul blanco de la vida
que aquí
aquí
como en Chernóbil
no se olvida nunca

se pone en pie.

Es impensable.

Y se pone en pie.

Entre plecas y en cursiva
fragmentos del documental Tchernobyl, une histoire naturelle,
Camera Lucida, France, 2009

 E…E, 2014

large

Anuncios