tecnología disruptiva

/ tecnología disruptiva/

Ánimo.En este mundo una nace y se desnace
como si nada.

Se siempre y se desiempre cada dos por tres.

Se rompe y se desrompe
y la vida sigue a veces.
Otras, guarda elocuentes silencios.
Humea en nieve.
Desdice tinta.
Se aparece en estómagos vacíos
como un espectro de estrella que fue.

Como si nada.
Dándolo todo.

Y la Tierra sobre su costado giraría sin nosotros
sin reyes, expertos fiscales, pitonisas o ex.

Ánimo, animal. En este mundo
la sed bebe de la sed
el hambre hambrea
y todo se rehace en un cerrar con llave
y reabrir de ojos.

Ojos para deshojarse
sobre una vena soberbia.
Vida ávida de desvivirse.
Un sindiós.
Una desastra.

Nuestros ojos en ámbar:
qué te parece.
Nuestra lengua.
En ámbar todo es posible aún.
Hasta la desabejada política
sin brazo social.

Hazte el favor,
deshazte para sentar más hecha
descomponte para redoblar
la dicha y la desdicha a babor y a estridencia

Ay, desencájate como puedas
sé y no sé Pandora
yoquésé
en el segundo previo a abrirse a sí misma en su caja
[y sale el gato de un físico muerto.]

Ánimo. No se sabe. No se desabe.
No todo está perdido cuando está perdido
el desencuentro es de sobra el lugar
donde nos conocimos;
la singularidad
obsesionada,
cada vez más
y más
pluricelular

diciembre, 1013

Estíbaliz Espinosa

mcnaught-7

Anuncios