software libre para aproximadamente dominar el universo

Poema leído en Demasiados zapatos para unha Cincenta. Poesía e invención de identidades:novas poetas galegas, celebrado en Salamanca la semana de las Letras Gallegas, el 14-16 de mayo de 2007. Dirigido por Pedro Sierra y Germán Labrador

SOFTWARE LIBRE PARA APROXIMADAMENTE DOMINAR EL UNIVERSO

Mientras pisas este verso en la pantalla, algún idioma a punto de morir se regenera.

Las palabras.

Han matado y muerto por ellas.

Los emperadores chinos. Shaka Zulú. Los yanomami.
Todos, y tú y yo, nos hemos partido y revivificado por las palabras.
Nos han lapidado con ellas.
Nos han salvado.
Han ampliado y encogido nuestro cosmos miserable. Épico.
Con una palabra suya ha bastado
en absoluto.

Has podido morir de acento alguna vez.

Has podido desear una voz casi con la fuerza bruta y primordial con que se aspira un cuerpo.
Su manera de decir caracas.
Su manera de decir tepui.
Su manera de pronunciar una zeta perezosa.

Mientras engulles este verso en la pantalla el siglo XVI se hace caribe. Caribe significa caníbal. Y decirlo, te devora.

Te devora con lo negro, con lo negro y con lo indio te devora.

Una lengua que se fabrica con los huesos enemigos. Y que baja por tu nuca olisqueando tus palabras.
Las palabras.
Va a sorberlas como el tuétano de un fémur.

Tal vez el reino de las palabras, como todos, se derrumbe.
Poco importará entonces en qué idioma fuiste escrito.
Tan sólo si eres traducible a icono. Telepatía. Holograma.

Su manera de decir el mundo.
El nombre por el que te llamaba.

Sí.
Entonces sí.
Morir por una palabra. Una ecuación. Un lenguaje.

Tal vez sea una exageración poética que ante ciertas situaciones
es preciso adoptar. Se ha muerto por mucho menos, por mucho menos que una palabra.
Por una inicial grabada, por unos puntos suspensivos…

Mientras tragas este verso en la pantalla
alguna palabra deja de decirse para siempre […]
Y otra, alguna otra
comienza a balbucearse en secreto.
Suspensa.
Entre colmillos sin filo
Mares caribeños
Objetos desconocidos que ofrecen su lenta gestación en una boca.

En cuanto claves tu talón en este texto, algo primordial nacerá a tus espaldas.
Tal vez no lo conozcas nunca.

Ya no te pertenece…

[Y habría podido pronunciarte. Volverte eterno. Pronunciarte…]

inédito, 2007

folleto salamanca1

Anuncios