enigma [lo inminente]

senales.jpg

Una ventana se abre

Una, dos. Pasan a ser incontables

Una mujer y una niña corren atravesando la calle

La parada de taxis se vacía

Una ventana se cierra

Se escucha el chillido de las cuerdas del patio

Un hombre se detiene en la esquina, en postura oferente

Las gaviotas chirrían más de lo admisible en ellas

En las redacciones de los periódicos aguardan con los dedos tensos sobre el teclado

En los centros meteorológicos ya lo sabían. Toman café

Alguien instala un trípode junto a una ventana

Diez segundos más tarde, una cámara de fotos

En las ventanas bajas refunfuñan viejas en bata

En las ventanas altas curiosean parejas jóvenes de muslos graníticos por subir cinco pisos y hacer el amor cinco veces por semana

El borracho eructa. Escudriña. Canturrea

El ciego suspira

El sordo insiste

Un chaval corre a anotar en un diario

Casi todos nosotros contamos mentalmente entre el resplandor y el estruendo

Catorce paraguas son abiertos al mismo tiempo

Una mano sale con la palma extendida por una rendija

Las nubes se apresuran

La luna se inmola

Un gato sonríe envuelto en su capullo de caricias

Un bebé se despierta llorando

Un ordenador se reinicia

Un hombre deja la cucharada de sopa a medio camino de la boca

Dos amantes dejan lo que estaban haciendo para después

Un orgasmo es interrumpido y amplificado

Una mujer que duerme en la calle es aplastada por un viento rígido

Alguien que ve la tele solo, se siente solo

Alguien que mascaba una decisión importante, la olvida

Alguien que estaba en el baño, aprovecha

Un coche no arranca en el medio de un cementerio de zombies

El lince ibérico detiene por un instante su proceso de extinción

Andrómeda sigue aproximándose y parece más cercana

El petróleo lamenta la codicia humana

Las rocas aguardan ser hendidas como un olmo seco

Los cactus entreabren los labios

La planta de mi salón se estira discretamente

Los icebergs deambulan iluminándose

Un vendedor africano sueña que no es vendedor, pero sí africano

El agua embotellada en la nevera se encoge de miedo

Una segunda mujer corre atravesando la escena

Titán… Titán sigue siendo Titán

Tres mil cuatrocientos paraguas se abren en un mismo clic con un ligero eco

Una cama intenta esconderse bajo su dueño

El dueño fue más rápido

Un pájaro perdido atraviesa la escena 1, exterior noche

Los cuadros son tentados de bajar de las paredes y vivir una nueva vida desparramados por el suelo

Los utensilios de cocina tintinean en el aparador

La corriente eléctrica titubea

Los cristales de las ventanas bailan en la punta del pie

La corriente eléctrica es seducida

Todos miramos al cielo pero no al mismo tiempo

Apago la luz y permanezco en silencio en el mundo

Tempesteada

Anuncios